En la sala de espera – Justo a tiempo

Go to English version


El día antes de mi más reciente “scan” recibí una llamada de la oficina médica para confirmar la cita y para informar acerca de la cantidad del deducible. No pasaron ni 10 minutos y sonó el timbre de la casa. Era el cartero anunciando que habíamos recibido un paquete. Cuando lo abrimos era una nota con unas hermosas palabras de ánimo y una tarjeta de regalo con la cantidad exacta del deducible. Pensé: “Yes!!!…el cielo sabe de mi cita”.

Estaría mintiendo si les dijera que no tenía el dinero para pagar el deducible. Por eso para mí el milagro, más que provisión, fue que ese envío llegó justo a tiempo. Porque significa que lo enviaron unos días antes, justo a tiempo; que lo procesaron en el correo justo a tiempo; que llamaron de la oficina del doctor justo a tiempo; que la ruta del cartero ese día transcurrió justo a tiempo; y que sonó el timbre de mi casa justo a tiempo para que yo tuviera un recordatorio tangible y visible de la gracia de Dios ese día.

Dios siempre está trabajando “behind the scenes” lo que sucede es que no nos damos cuenta. Y de vez en cuando nos permite ver para que reconozcamos su soberanía y providencia.

Pero no siempre suena el timbre de la puerta con un paquete. No siempre podemos ver, tocar o entender. Mas Dios ya nos ha dado a todos la evidencia más grande de su gracia y también lo hizo justo a tiempo:

Gálatas 4:4

Pero cuando se cumplió el tiempo, Dios envió a su Hijo…”

Romanos 5:6

Pues cuando nosotros éramos incapaces de salvarnos, Cristo, a su debido tiempo, murió por los pecadores.”

El amor de Dios se hizo visible y tangible. Prometido a una mujer (Eva) en el huerto del Edén justo a tiempo; de la simiente de un anciano de 99 años (Abraham) justo a tiempo; nacido de una virgen justo a tiempo.

Por eso cualquier día y en cualquier situación podemos decir: “Yes!!!!…el cielo sabe”. Y es que Dios conoce, y ha mostrado Su gracia, soberanía y providencia al resolver nuestro problema más difícil, la salvación de nuestra alma, en una cruz…justo a tiempo.

 
Becky
 
All rights reserved. Rebecca Parrilla, September/2015

2 thoughts on “En la sala de espera – Justo a tiempo

Comments are closed.