Serie – Nuevos Significados – Mis Sueños

Photo by: Omayra Ortiz
 

Go to English version

 
Yo fui de las que cometí el error de buscar en “Google” las estadísticas de mi tipo de cáncer “Stage 4”. La mayoría de los datos (muchos de ellos no están actualizados) sólo hablan de un período de 2 a 5 años. Todo mi esquema mental se rompió en pedacitos. Fue como dejar caer una bola gigante de cristal desde la azotea de un edificio.

No pasó mucho tiempo cuando entendí que yo tenía que seguir soñando. Esa es la vida de fe. Me di cuenta que los postulados más importantes de mi vida con respecto al futuro permanecieron intactos con este diagnóstico: yo creo en un Dios soberano, la vida es una asignación temporal, y por medio de Cristo tengo vida eterna. Así que mi gran lucha en este tiempo no ha sido volver a soñar, mi problema ha sido identificar qué soñar de ahora en adelante.

La sociedad más o menos dicta lo que la gente de mi edad (casi 40 años) sueña. Se supone que sueñe con levantar una familia, posicionarme en el mundo laboral, acumular bienes y así garantizar el futuro, etc. No hay algo malo en esas cosas, pero si Dios me concede vida, si me regala “x” años de vida…¿sólo para estas cosas voy a vivir?, ¿sólo ésto voy a soñar? Así que este proceso, y escribo estas líneas llorando, lo que ha provocado es un sentido de urgencia, un sentido de mayor responsabilidad por el uso del tiempo y por lo que sueño.

Leí el libro de A.W. Tozer, Man: The Dwelling Place of God. Tozer presenta un método para juzgar o probar una enseñanza nueva, un hábito, o una experiencia espiritual. El dice que debemos preguntarnos cómo afecta nuestra actitud y relación hacia los siguientes 7 puntos: Dios, Jesús, las Escrituras, nosotros mismos, otros creyentes, el mundo, el pecado.
 
Me parece un buen criterio para probar lo que debo soñar o aspirar. ¿Será Dios más engradecido por medio de mis sueños? ¿Lo amaré más? ¿Lo hará más Santo y sublime delante de mis ojos? ¿Este sueño hará que Cristo sea indispensable? ¿Este sueño está aprobado por las Escrituras? ¿Aumentará mi amor y dependencia por las Escrituras? ¿Mis sueños se tratan sólo de mí o entronan a Cristo? ¿Se trata de mi auto gratificación? ¿Mis sueños me convertirán en una persona más generosa y compasiva? ¿Por medio de mis sueños amaré más y mejor? ¿Mis sueños me harán más afin a las cosas y la forma de vida de este mundo? ¿Por medio de mis sueños la santidad será más atractiva y el pecado más intolerable?

Dice el Salmo 90:12 “Enséñanos a contar de tal modo nuestros días, que traigamos al corazón sabiduría.”  Claro que hay que soñar, pero no se trata de soñar cualquier cosa
 
 
Photo by: Becky…Me encanta el otoño//I’m loving the fall!
 
 Mi Vida
Plan de Vuelo/33DC/BP
 “Mi vida, mis sueños y todas mis ilusiones
Mi pasado, mi presente y el mañana
Lo que he obtenido y lo que he de alcanzar
Todo, he decidido entregarlo a ti Señor
Para que seas dirigiendo tú mi vida
Pues todo es tuyo y de lo que me has regalado te daré…”


 Becky
 
All rights reserved. Rebecca Parrilla, Noviembre/2015.