Aprendiendo a contentarme – “Update” Médico 

Esta foto fue de la semana pasada en nuestro “scan-date”. Agradezco a Dios por Fernan…un maravilloso “compañero de citas” y “cómplice de milagros”.

Por primera vez desde febrero de 2015 tuve excelentes noticias. Estoy en lo que muchos llaman “remisión”. Aún tengo lesiones producidas por el cáncer pero no se vio cáncer activo en este estudio reciente. Tengo que seguir recibiendo mi tratamiento de cada 21 días de forma indefinida, y tengo que seguir con el monitoreo de laboratorios de sangre y “scans” a la frecuencia determinada pero ¡wow!….súper agradecida y contenta.

Tomando las palabras del Apóstol Pablo en Filipenses 4:11, yo estoy “aprendiendo a contentarme”. 

Estoy aprendiendo a contentarme con humildad. Porque ahora mismo hay mucha gente que ama el Señor, que cree con fe, que han sido llamados con un propósito, que están orando y de todas formas están recibiendo malas noticias. Así que cuando trato de encontrar la “fórmula” y de definir las “variables” lo que encuentro es una sola constante llamada gracia. Es sólo por Su gracia, su favor inmerecido, que hoy puedo celebrar.

Estoy aprendiendo a contentarme con perspectiva. Porque si algo he aprendido es de mi fragilidad. Y no sé lo que va a pasar en el próximo “scan” o el próximo año pero HOY celebro la misericordia del Señor. Tengo vida HOY para cantar, agradecer, amar, cuidar, y anunciar las virtudes de Aquel que me llamó de las tinieblas a Su luz admirable.

Estoy aprendiendo a contentarme con conocimiento. Porque Dios no es soberano solamente cuando pasan cosas buenas. Dios es soberano en la mañana y en la noche oscura; en el calor y en el frío; en la luz y en la oscuridad; en la salud y en la enfermedad; en la paz y en la tormenta; en la abundancia y en la escasez. Dios fue perfectamente bueno el día que supe de mi diagnóstico y es perfectamente bueno hoy que confirman que el tratamiento está funcionando. Dios es completamente sabio cuando ocurre lo que espero y entiendo y completamente sabio cuando no es así.

Estoy aprendiendo a contentarme con el evangelio. Porque mi problema más grande jamás será el cáncer. Mi problema más grande ya fue resuelto. En la Cruz ya Jesús pagó por mi vida eterna y perfecta sanidad.

Gracias por seguir aquí y orar y creer con nosotros. Seguimos adorando Su glorioso Nombre “alto y fuerte”. #louderandstronger

Becky
All rights reserved. Rebecca Parrilla/January 2017.

4 thoughts on “Aprendiendo a contentarme – “Update” Médico 

  1. Adamari Alvarado says:

    Que hermosas palabras me identifico en el sentido de que a veces me quejo por cosas tan insignificantes como la forma de mi cuerpo o el pelo o si estoy gorda. El Señor me hablo atraves de tus palabras a ser agradecida por caminar, por respirar, por ver y por muchas cosas más en las que Dios me bendice. No te conozco personalmente pero le oro al Señor para que su Espíritu Santo continue manifestándose en ti. Bendiciones!

    Like

  2. Annmarie Ruiz says:

    Wow!

    No hay un sólo blog que no me haya ministrado! Pero a la verdad que una vez más estoy sin palabras!

    Gracias por haber permitir que tu vida se convierta una bandera que anuncia Su Gracia y Esperanza!

    Un abrazo Becky a ti y tu bella familia

    Bendiciones!

    Like

Comments are closed.