La Gracia de Hoy

Esta semana despedimos los restos mortales de mi amado suegro Cheíto. Una hermosa celebración de alguien que confió plenamente en el Señor a través de los años. Pero me sucedió algo extraño.

Desde el arresto cardíaco de mi hijo Frandiego y mi diagnóstico de cáncer yo he pensado con frecuencia en la muerte. Esta es la primera vez que voy a un servicio funeral desde el 2014. (Esa es una de las cosas que pasan cuando te mudas de país…casi no vas a bodas ni a funerales). Y estando allí frente al féretro, viendo a mi esposo y a mi hija llorar, sentí la incomodidad más grande.

Es tan fácil ahogarse en un mar de preguntas. ¿Qué pasará mañana? ¿Cómo será la navidad? ¿Que traerá el 2018? ¿Cuál será el resultado del próximo “scan”? Y estas preguntas no son exclusivas del que enfrenta una enfermedad. También son preguntas del que perdió a un ser amado, del que se mudó de país, del que se quedó en el país luego del huracán, del que está en una encrucijada. ¿Qué será de mis hijos? ¿Qué pasará en el trabajo? ¿Qué será de mi iglesia? ¿Podré acostumbrarme a mi nueva realidad? ¿Me arrepentiré de lo que estoy haciendo? 

Siempre que se me “desordenan los adentros” necesito recordar lo que la Biblia dice:

“Así que acerquémonos con toda confianza al trono de la gracia de nuestro Dios. Allí recibiremos su misericordia y encontraremos la gracia que nos ayudará cuando más la necesitemos.” (Hebreos‬ ‭4:16‬ ‭NTV‬‬)

“»Así que no se preocupen por el mañana, porque el día de mañana traerá sus propias preocupaciones. Los problemas del día de hoy son suficientes por hoy.” (Mateo‬ ‭6:34‬ ‭NTV‬‬)

“¡El fiel amor del Señor nunca se acaba! Sus misericordias jamás terminan. Grande es su fidelidad; sus misericordias son nuevas cada mañana.” (Lamentaciones‬ ‭3:22-23‬ ‭NTV‬)

“Cada vez él me dijo: «Mi gracia es todo lo que necesitas; mi poder actúa mejor en la debilidad». Así que ahora me alegra jactarme de mis debilidades, para que el poder de Cristo pueda actuar a través de mí.” (2 Corintios‬ ‭12:9‬ ‭NTV‬‬)

La Biblia nos enseña que para los problemas de hoy sólo necesitamos la gracia de hoy. Según Mateo 6 dice que los problemas de hoy son suficientes para el día de hoy, 2 Corintios 12 nos asegura que lo único que necesitamos hoy es Su gracia…plenamente suficiente para el día de hoy.

La de ayer no la podemos usar hoy. Preocuparnos por la de mañana es hacer a Dios mentiroso porque El ha prometido un depósito diario de misericordia . El ha prometido que siempre que nos acerquemos al trono de la gracia encontraremos gracia que nos ayudará…en el momento oportuno. Podemos prepararnos para el futuro hoy pero no podemos llevar la carga del futuro hoy. Para hoy, sólo la gracia de hoy. Para hoy, la fe de que vamos a recibir mañana lo que necesitemos cuando lo necesitemos. Y no sólo tenemos la certeza de la disponibilidad de su gracia y misericordia. También sabemos que será a la medida perfecta de la necesidad de ese día…cuando llegue.

Uno de los versos en los que medito con frecuencia últimamente es este de Proverbios 31: “Está vestida de fortaleza y dignidad, y se ríe sin temor al futuro.” (Proverbios‬ ‭31:25‬ ‭NTV‬‬)

Y me encantaría decirles que cada mañana cuando me levanto encuentro ese vestido colgado y planchado en mi closet. Pero cada día pongo mi confianza en Jesús. El me viste con su fuerza. El me viste con su dignidad. Y porque sé que El vive entonces río sin temor del futuro…no temo al mañana.

Recordar esto hoy es suficiente para hoy.

Becky Parrilla

All rights reserved. November/2017

5 thoughts on “La Gracia de Hoy

  1. Km says:

    Dios le da fuerza a la debilidad. Él espíritu se hace mas fuerte. Hay una visión de lo que ves que te cambia la vida, para siempre. Amen tus palabras tienen una sabiduria que da el dolor y la Fe en Jesucristo.

    Liked by 1 person

Comments are closed.