Deja la paciencia crecer

Esta semana una amiga me envió un mensaje de texto con este versículo:

“Tened por sumo gozo, hermanos míos, el que os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia, y que la paciencia tenga su perfecto resultado, para que seáis perfectos y completos, sin que os falte nada.” (Santiago‬ ‭1:2-4‬ ‭LBLA‬‬)

Y aunque lo he leído muchas veces la frase “y que la paciencia tenga su perfecto resultado” se quedó en mi mente y corazón. Otras versión dice: “mas tenga la paciencia su obra completa”. Entonces parece que es posible “abortar” el proceso de la prueba de la fe. O tal vez seguir en el proceso en “automático” pero con el corazón “dado de baja” y no permitiendo que la paciencia tenga su perfecto resultado. Y no me refiero a orar por alivio, la intervención de Dios o sanidad en medio de las pruebas porque es bíblico y humano pedir esas cosas. Me refiero a tratar de buscar un atajo o intentar salir prematuramente del proceso.

Es un hecho que en el transcurso de la vida seremos probados. La palabra que se usa en este versículo en el original, sugiere que pueden ser tentaciones al pecado y/o adversidades/aflicciones para probar nuestro carácter. Esta “paciencia” a la que se refiere el texto no es la actitud pasiva del que está en una sala de espera sino constancia para perseverar.

Y me preguntaba entonces, ¿qué debemos hacer para que la paciencia tenga su obra completa? No pretendo tener las respuestas pero aquí les comparto algunos versículos en donde se usa la palabra “paciencia” y que se han convertido para mí durante esta semana en motivos de oración.

1. Lucas 8:15 – Hay que aferrarse a la Palabra hasta que de fruto.

“Y las semillas que cayeron en la buena tierra representan a las personas sinceras, de buen corazón, que oyen la palabra de Dios, se aferran a ella y con paciencia producen una cosecha enorme.” (Lucas‬ ‭8:15‬ ‭NTV‬‬)

2. Romanos 5:3-4 – Hay que gloriarse en las tribulaciones. El siguiente versículo describe una cadena de crecimiento espiritual. Pero esto es contrario a nuestra naturaleza humana. Nuestra carne quiere dudar, preguntar, rendirse, rebelarse. Romanos 5:2 establece que para que eso sea posible (gloriarse en la tribulación y crecer en el proceso) hay que estar primero firme en la gracia. 

“Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, carácter probado; y el carácter probado, esperanza;” (Romanos‬ ‭5:3-4‬ ‭LBLA‬‬)

3. Romanos 8:23-25 – Hay que esperar la gloria futura, seguir con la mirada en lo eterno.

“y los creyentes también gemimos —aunque tenemos al Espíritu Santo en nosotros como una muestra anticipada de la gloria futura— porque anhelamos que nuestro cuerpo sea liberado del pecado y el sufrimiento. Nosotros también deseamos con una esperanza ferviente que llegue el día en que Dios nos dé todos nuestros derechos como sus hijos adoptivos, incluido el nuevo cuerpo que nos prometió. Recibimos esa esperanza cuando fuimos salvos. (Si uno ya tiene algo, no necesita esperarlo; pero si deseamos algo que todavía no tenemos, debemos esperar con paciencia y confianza).” (‭‭Romanos‬ ‭8:23-25‬ ‭NTV‬‬)

4. Colosenses 1:11 – Hay que depender de los recursos divinos. El gozo es una evidencia del proceso.

“fortalecidos con todo poder según la potencia de su gloria, para obtener toda perseverancia y paciencia, con gozo” (Colosenses‬ ‭1:11‬ ‭LBLA‬‬)

5. 2 Tesalonicenses‬ ‭3:5‬ – Hay que reconocer que nuestra única esperanza está en Jesús, en su justicia y en su cruz. La paciencia que necesitamos proviene de Cristo.

“Que el Señor les guíe el corazón a un entendimiento total y a una expresión plena del amor de Dios, y a la perseverancia con paciencia que proviene de Cristo.” (‭‭2 Tesalonicenses‬ ‭3:5‬ ‭NTV‬‬)

6. Hebreos 10:36 – Hay que recordar que la Biblia dice que la paciencia no es una opción, es una necesidad. 

“Perseverar con paciencia es lo que necesitan ahora para seguir haciendo la voluntad de Dios. Entonces recibirán todo lo que él ha prometido.” (‭‭Hebreos‬ ‭10:36‬ ‭NTV‬‬)

7. Hebreos 12:1-2 – Hay que despojarse del peso extra y seguir corriendo, sólo seguir corriendo, puestos los ojos en Jesús...nuestro camino y meta. 

“Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.” (‭‭Hebreos‬ ‭12:1-2‬ ‭RVR1960‬‬)

Nos ayude el Señor a 

  • aferrarnos a Su Palabra
  • estar firmes en Su gracia para gloriarnos en las tribulaciones
  • seguir con la mirada en lo eterno
  • depender de los recursos divinos para experimentar gozo en el proceso 
  • reconocer que la paciencia que necesitamos proviene de Cristo
  • recordar que la paciencia es necesaria para hacer la voluntad de Dios
  • seguir corriendo puestos los ojos en Jesús

Para que así la paciencia tenga su perfecto resultado y seamos perfectos y completos, sin que falte nada.

Becky Parrilla

All rights reserved. Rebecca Parrilla. May/2018

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s